miércoles, 7 de octubre de 2009

octubre 07, 2009 - 02:22 : Libre

Me parece realmente interesante, la manera en que nosotros mismos nos quitamos nuestra libertad.
La constitución mexicana garantiza libertad de culto pero en la práctica, somos los ciudadanos quienes nos negamos tal libertad.
Muchos de nosotros, fuimos bautizados cuando eramos bebes sin la capacidad de tomar decisiones. Desde nuestro nacimiento, nos han dicho que debemos creer, a que debemos temer y que debemos esperar.
La religión oficial en México es una interesante mezcla entre el catolicismo y muchos ritos paganos.
Nos han inculcado la religión del miedo. No queremos hacer ciertas cosas, por temor al infierno y hacemos otras para ganarmos el cielo. Como cachorros, somos domesticados y premiados o castigados de acuerdo a nuestras acciones.
Yo no estoy en contra de las religiones. Hasta podria decir que soy fan. Solo no entiendo como tantos mexicanos pueden ser miembros de una iglesia machista, llena de sacerdotes delincuentes. Como pueden cerrar sus ojos ante la realidad y además, anhelar que sus hijos pertenezcan a ese mundo.

Yo creo que uno debe enseñar a los hijos a hacer las cosas bien por que estan bien y no por ganarse una galleta. Hacer lo correcto, no buscar recompensas, no ser un catolico de pacotilla.

Me preguntan cuando bautizaré a la Ximena, les diré que nunca. Yo no la obligaré a creer en algo. No cometeré ese error. Se que me invitarán al bautizo. Se que es imposible negarse por que la "fe" es mas fuerte que la razón.

Se que la Ximena se integrará a las filas de aquellos que estan bautizados pero no saben ni por que, no van a misa mas que para hacer su primera comunión y respetan mucho al papa aunque sea un anciano que predica amor al projimo y caridad y tiene joyas que podrian quitar el hambre del africa.

Se que estoy siendo sarcastico y que jamás dejaré que la Ximena sea una catolica de juguete que a los 16 años conocerá el budismo y pensará que es la onda.

Dirigentes religiosos del mundo, pueden venir a besar mi brillante trasero.

Disculpen la incoherencia es que ya se me hizo de noche.

saludos.

1 comentario:

Sinuhé Téllez Rivera dijo...

Siempre me digo a mi mismo, el pudiera no existe. Saludos