lunes, 5 de enero de 2009

Enero 05, 2009 - 17:56

Temiamos ser vigilados constantemente. Que nuestra vida personal no fuera un secreto. Temiamos que alguien, el gobierno, una institución lo supiera todo de nosotros.

Camaras invadiendo nuestra intimidad, fotos de nosotros en lugares donde todos puedan verlas.

Temiamos.

Ahora, nosotros mismos alimentamos al big brother. Le decimos donde vivimos, le decimos con quien salimos. Le informamos quienes son nuestros amigos y hasta si estamos enamorados.

Notificamos la ultima vez que nos embriagamos, los aparatos electronicos que tenemos. El carro que conducimos.

Vencimos nuestros miedos.
Podemos gritar al mundo en tiempo real lo que estamos haciendo. Las fotos de navidad ya estan arriba?

Cambiemos, que los cambios son buenos.
Tambien han quedado atras esas llamadas a un telefono "de casa". Llamadas nerviosas, miedo, "se encuentra fulanita?" que pasaba si contesta su papá, que pasa si contesta su mamá?

Ahora estamos presentes todo el tiempo. Las distancias son solo recuerdos.
Necesito desahogar mis frustraciones a mitad de la noche? quejarme contigo por que las cosas no son como yo quisiera? sencillo solo marco un numero. Me enojaré si no contestas. Me indignaré si no respondes mis mensajes en menos de 3 minutos.

Para que tienen telefono celular si no lo van a contestar?
si no te gusta que te molesten por las noches, por que no apagas tu celular?
Algunos se enojan y dicen: odio que fulano apaga su celular por las noches.

Pero, que pasa si ocurre una emergencia? Como me avisaran?
Como se avisaba en la antiguedad?
Yo recuerdo cuando hacer llamadas de media noche estaba mal visto.
Claro, el telefono despertaba a todo mundo.

Tiene sus tintes romanticos,no lo niego, 3 am y ver un mensaje que no esperabas, recibir una llamada, si, puede ser bueno.
Puede ser divertido tambien, que te llamen tus amigos, alcoholizados completamente para decirte algo que solo ellos entienden y que no escuchas por que el ruido de fondo es demasiado elevado.

Cuando veo mi telefono a las 11 am del domingo, veo llamadas perdidas y mensajes de reclamo: por que no contestas, de quien te escondes? bla bla bla, me pregunto en que momento perdi mi libertad de elegir contestar o no hacerlo.

En que momento se volvió un delito no actualizar el estado de la red social de moda?

El otro dia bajó mi karma en plurk y me pusé triste.
Me di cuenta de que era hora de tomar la pildora roja.

5 comentarios:

Ernesto dijo...

Amen!

Y sin embargo, poco a poco estamos perdiendo el contacto entre nosotros mismos!

Anónimo dijo...

¡¡Jajajajaja!!

¿¿¿Píldora ROJA???

¡¡Ay Angeliito...!!

=P

Salutation =P

Jose Leonardo dijo...

has sido elegido para hacer un meme, jeje.

Maldito plurk...

Silvia Black dijo...

jajaja yo sigo hablando temblorosa a casa de mi novio porque él se niega a usar celular, las redes sociales ya me dan flojerita, hace como 3 meses que no checo facebook ni hi5... pero el blog y twitter me tienen prisionera jaja XD

Angel Alberto dijo...

Nes: por eso propongo el domingo familiar con teleconferencias via Skype!

Gabii: sii gabii, toma la pildora roja y sal de la matrix!

Leo: maldito, no me gustan las tareas :'(

Silvia: A mi se me hace mas emocionante la incertidumbre de no saber quien me va a contestar. Ademas, cuando llamas al celular de alguien y te contesta otra persona, es horrible!!! jajaja