martes, 20 de enero de 2009

Enero 20, 2009 - 14:11

Yo nací en un país llamado Estados Unidos Mexicanos, tambien conocido como la Republica Mexicana o México para los amigos.

Por coincidencia también nací en el Distrito Federal, tambien conocido como la Ciudad de México o México para los cuates de provincia.

México (el país) es novio de los Estados Unidos de America, aka, el gabacho.

El gabacho es un tipo malo malo que le gusta ir a pegarle a otros paises en sus casas y meterse en asuntos internacionales. A veces al gabacho le va mal y tiene recesiones con nulo crecimiento economico y hasta llega a tener crisis financieras. Cuando pasa esto, el gabacho ignora a México y México se siente muy triste por que no sabe hacer las cosas por si solo.

A veces, México olvida que tiene que seguir estudiando por que no es obligación de nadie mantenerlo. Se le olvida que la belleza, como el petroleo, no son para siempre y algun día se terminarán.

Algunos de los hijos de México, andan muy felices estos días pues dicen que el gabacho cambió de administración y las cosas serán diferentes. Incluso andan por ahi, diciendo que van a lanzar zapatos como conmemoración del cambio.

Esos hijos de México olvidan que las cosas para ellos no cambiarán mucho. Olvidan que el gabacho ve por sus intereses y de ves en cuando saca a pasear a México a chapultepec o hasta lo invita a formar parte del consejo de seguridad de la ONU para que México le ayude a obtener lo que quiere, pero al gabacho le vale sorbete si México se hunde en los oceanos.

Al gabacho a veces le incomoda que México no haga nada por evitar que sus hijos se fuguen. Es tan descarado este México que hasta le ruega al gabacho por pactos migratorios para que sus hijos puedan entrar de a grapa y sin mucho tramite a trabajar alla.

El gabacho dice que si, pero no dice cuando. Asi son los novios.

China le anda guiñando el ojo al gabacho, por que es mas barata y le está pedaleando la bicicleta a México.
Cual niña chillona México se pone a llorar en lugar de volverse competitivo.

México olvida lo que vió en las peliculas: no es personal, son negocios.
México y sus hijos, creen que Obama va a cambiar este país que no es suyo y mientras, deja que los gobiernos se vuelvan cada dia mas corruptos, los pobres mas pobres y los tontos mas tontos.

Ojalá México, mi México, México lindo y querido tuviera más autoestima y buscara rascarse con sus propias uñas, se sacudiera las pulgas y cambiara.

Si, ojalá cambiara.

3 comentarios:

Silvia Black dijo...

tu haz tu parte y yap
mee da gusto encontrar a mexicanos como tu :)

Angel Alberto dijo...

yo hago mi parte y además me baño todos los dias.

Pero aun asi no es suficiente.

Me iba a hacer gobernador de algun lugar pero seguro me matan si intento mejorar las cosas o me vuelvo corrupto.

tengo miedo!

que la historia me juzgue

of leon! dijo...

chale, es q todas la novias somos estupidas; los novios nos tratan bien cuando quieren y cuando no: abrelatas!

No es que no pdamos valernos por nosotras mismas, esque -alomejor, tal vez, es una remota posibilidad...- estamos enamoradas?