jueves, 23 de abril de 2009

Abril 23, 2009 - 00:42

Historia de amor

Sin proponerselo, X conoce a una muchacha llamada W, en la escuela. El encuentro no fue planeado, sin embargo resulta agradable. Conversan, ríen como si fueran buenos amigos.
Cada uno se dirige a continuar con su vida teniendo la imagen del otro en su cabeza.

La frecuencia de sus encuentros aumenta día con día. Intercambian teléfonos, mensajes, círculos sociales y después, intercambian saliva.

X siente que podría pasar el resto de su vida con W. Ella entiende su manera de ver la vida, lo escucha, lo retroalimenta. 

Pronto, X y W deciden tener un acuerdo de exclusividad. Solo compartiran sus secretos entre ellos. Sus caricias, besos y piropos solo seran suyos y de nadie mas.

X piensa que W es hermosa, sin embargo, con otra ropa seria mas hermosa.
X le pide a W que lea ciertos libros para tener con quien compartirlos.
X elige las peliculas por que a veces el gusto de W es demasiado "popular".

W hace lo que X piensa que es lo mejor por que está enamorada y sabe que X quiere lo mejor para ella.

Existen tres palabras que juntas, presagian catástrofe y sufrimiento.
"Tenemos que hablar" le dice X a W en una calurosa tarde de verano. La conversación de X y W se limita a la entrega de un sobre por parte de X.

W:
No eres la mujer que yo conocí. siento que has perdido tu esencia, nos distanciamos poco a poco. HAS CAMBIADO, creo que es mejor que sigamos siendo, solo amigos.

Te quiere X

2 comentarios:

Sinuhé Téllez Rivera dijo...

Eso es bien cierto. Lo bueno es que mi w se me revela y no le gusta lo que a mi me gusta. se me revela o no me ama tanto. jejeje yo prefiero pensar que se me revela

Anónimo dijo...

... ¿qué con el TIPO X?

... puff...

y la tipa W que se deja U_U