lunes, 15 de diciembre de 2008

Diciembre 15, 2008 - 10:09

Vi la sangre en mi cara. "Me estoy volviendo descuidado", pensé. Lavé la herida con un poco de agua y segui cepillando mis dientes.

Veia noticias basura. Espectaculos, Celine Dion, La academia. Esos eran los hechos que se cubrian en la mañana. Hubo una noticia aislada de una mujer de 24 años que impactó si automovil cerca del municipio de San Pedro, lo demas, eran notas sin relevancia.

Salí de la casa con los audifonos en una mano, las llaves en la otra y el game boy en la tercera. Mientras me explicaba esa imposibilidad fisica, encendi el Game Boy y puse los audifonos en mi cabeza.

Ver el mundo con música de fondo, es algo que disfruto mucho. Las personas discuten mientras yo escucho una canción. A veces, si tengo suerte, la canción se sincroniza con el mundo exterior.

Iba pensando que mi recien adquirido miedo a los perros habia desaparecido cuando, un perro salió de su casa y se lanzó hacia mi. No lo habia visto ni escuchado por los audifonos. Por suerte la reja lo detuvo.

La reja no detuvo a los perros del otro dia, por eso mi reciente miedo a los perros.

Pensé que no es buena idea caminar con audifonos puestos por que no puedo escuchar a los taxistas intentar arrollarme. con esa idea en la cabeza, un taxista se acercaba peligrosamente a mi. No me veia por que iba mas preocupado por tirar basura por la ventana que por ver el camino.

Me acordé de Mexicali, alla, respetaban al peaton y no había histeria colectiva.
Extrañé el DF, el monstruo que es la ciudad y la manera en que de vez en vez, la misma ciudad te arranca una sonrisa aunque te resistas.

Seguí caminando, crucé la calle descuidadamente y un taxi pasó muy cerca de mi, creo que intentaba matarme pero no se atrevió. Cuantos no han sentido ese impulso?

De lejos, vi a un ranchero. Sus botas, su sombrero. yo pensaba que se veia ridiculo hasta que recordé que el estaba en contexto.

El me veia extrañado, creo que pensaba que me veia ridiculo. A mis audifonos les dicen los jacobos, eso explicaria su mirada.

Eventualmente llegué al trabajo. Me senté y pensé: por fin es 15.

En que momento perdí toda la pasión, emoción y deseos de cambiar el mundo?

Leí unos cuantos blogs y me acordé, me acordé donde se quedó todo eso y pense que esta bien.

3 comentarios:

Tannia Karamelo dijo...

Si puedes ver el mundo con música,
Podrás oír al mundo con los ojos...

Feliz quincenaa!!! ajuuú!!!

seigi ac dijo...

que manera de postear angel, te pasas.

Angel Alberto dijo...

Tannia, gracias por los buenos deseos quincenales.

Seigi ac: por que me regañas? que hice mal? :(